+54 11 5263-0787

BLOG

¿Cómo mantener la confianza del cliente con datos de calidad?

Quizás uno de los mayores problemas que surgen como resultado de los datos de mala calidad es la erosión de la confianza en los conocimientos basados ​​en dichos datos. 

Cuando la integridad de los datos es puesta en duda, los colaboradores de una organización pierden seguridad en su capacidad para impulsar decisiones comerciales más inteligentes a partir de ellos. Pero peor aún, es que esta pérdida de credibilidad también impacta en el cliente.

Por otro lado, tenemos aquellas empresas que gestionan de manera proactiva la integridad de los datos, nutriendo a sus usuarios con información contextual precisa y consistente que permiten tomar mejores decisiones. Del mismo modo, sus clientes se ven favorecidos con procesos certeros amparados por datos de calidad en todas sus plataformas, interacciones y canales.

El nuevo onboarding de clientes  trajo como consecuencia mercados globales altamente competitivos, con clientes exigentes en cuanto a la seguridad de sus datos y transacciones. Es posible que la calidad de los datos no sea lo primero en lo que piense una compañía cuando busca mejorar la confianza del cliente, pero ya no hay dudas de que tener datos de calidad, puede ayudar o perjudicar cualquier negocio.

Cuando los datos alejan a los clientes

Todas las marcas saben del valor de mantener un diálogo fluido con sus clientes efectivos y potenciales. La comunicación permite generar ese vínculo de confianza. Pero cualquier estrategia comunicacional o de marketing se derrumba en segundos cuando a un cliente le llega un correo personalizado con su nombre mal escrito, o lo que es peor aún, cuando una notificación de importancia no se recibe a causa de un correo electrónico o un domicilio mal ingresado.

La lista de posibles problemas vinculados a datos de mala calidad sigue: procesos de onboarding digital con datos erróneos o falsos, posibles fraudes de identidad, campos de datos en domicilio o teléfono faltantes o mal cargados, registros duplicados o desactualizados que generan errores en entregas o procesos. Todos ejemplos de situaciones que generan un daño en la reputación de su marca y en la confianza de los clientes.

Al panorama mencionado, sumamos la omnicanalidad, que ha generado el fenómeno de la hiperpersonalización, en la que los consumidores pueden interactuar con las marcas a través de sus sitios web, portales de clientes, centros de llamadas, aplicaciones móviles, redes sociales y tiendas físicas.

Muchos clientes esperan que la organización sepa quiénes son y qué interacciones anteriores han compartido para fomentar la lealtad. Las soluciones de calidad de datos deben dar respuesta a estas demandas.

¿Cómo lograr la lealtad del cliente a través de datos de calidad?

Contar con una vista 360 del cliente es el primer paso. Las empresas exitosas están ampliando la comprensión de sus clientes al enriquecer su información con variables adicionales, como datos de ubicación, datos demográficos y crediticios, que pueden ayudar a comprender mejor a cada persona. 

Algunos de estos datos pueden provenir de la vinculación de conjuntos de datos internos, mientras que otros datos deben obtenerse externamente con herramientas de normalización, validación y enriquecimiento de datos.

Elegir el software adecuado es fundamental, ya que, con las soluciones adecuadas, una empresa puede mejorar la calidad de datos de sus clientes y crear una estrategia de retención efectiva a largo plazo.

¿Conocés Merlin? Te invitamos a navegar por nuestras soluciones. 

Quizás uno de los mayores problemas que surgen como resultado de los datos de mala calidad es la erosión de la confianza en los conocimientos basados ​​en dichos datos. 

Cuando la integridad de los datos es puesta en duda, los colaboradores de una organización pierden seguridad en su capacidad para impulsar decisiones comerciales más inteligentes a partir de ellos. Pero peor aún, es que esta pérdida de credibilidad también impacta en el cliente.

Por otro lado, tenemos aquellas empresas que gestionan de manera proactiva la integridad de los datos, nutriendo a sus usuarios con información contextual precisa y consistente que permiten tomar mejores decisiones. Del mismo modo, sus clientes se ven favorecidos con procesos certeros amparados por datos de calidad en todas sus plataformas, interacciones y canales.

El nuevo onboarding de clientes  trajo como consecuencia mercados globales altamente competitivos, con clientes exigentes en cuanto a la seguridad de sus datos y transacciones. Es posible que la calidad de los datos no sea lo primero en lo que piense una compañía cuando busca mejorar la confianza del cliente, pero ya no hay dudas de que tener datos de calidad, puede ayudar o perjudicar cualquier negocio.

Cuando los datos alejan a los clientes

Todas las marcas saben del valor de mantener un diálogo fluido con sus clientes efectivos y potenciales. La comunicación permite generar ese vínculo de confianza. Pero cualquier estrategia comunicacional o de marketing se derrumba en segundos cuando a un cliente le llega un correo personalizado con su nombre mal escrito, o lo que es peor aún, cuando una notificación de importancia no se recibe a causa de un correo electrónico o un domicilio mal ingresado.

La lista de posibles problemas vinculados a datos de mala calidad sigue: procesos de onboarding digital con datos erróneos o falsos, posibles fraudes de identidad, campos de datos en domicilio o teléfono faltantes o mal cargados, registros duplicados o desactualizados que generan errores en entregas o procesos. Todos ejemplos de situaciones que generan un daño en la reputación de su marca y en la confianza de los clientes.

Al panorama mencionado, sumamos la omnicanalidad, que ha generado el fenómeno de la hiperpersonalización, en la que los consumidores pueden interactuar con las marcas a través de sus sitios web, portales de clientes, centros de llamadas, aplicaciones móviles, redes sociales y tiendas físicas.

Muchos clientes esperan que la organización sepa quiénes son y qué interacciones anteriores han compartido para fomentar la lealtad. Las soluciones de calidad de datos deben dar respuesta a estas demandas.

¿Cómo lograr la lealtad del cliente a través de datos de calidad?

Contar con una vista 360 del cliente es el primer paso. Las empresas exitosas están ampliando la comprensión de sus clientes al enriquecer su información con variables adicionales, como datos de ubicación, datos demográficos y crediticios, que pueden ayudar a comprender mejor a cada persona. 

Algunos de estos datos pueden provenir de la vinculación de conjuntos de datos internos, mientras que otros datos deben obtenerse externamente con herramientas de normalización, validación y enriquecimiento de datos.

Elegir el software adecuado es fundamental, ya que, con las soluciones adecuadas, una empresa puede mejorar la calidad de datos de sus clientes y crear una estrategia de retención efectiva a largo plazo.

¿Conocés Merlin? Te invitamos a navegar por nuestras soluciones. 

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés

¿Querés ver todos nuestros artículos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuás navegando, consideramos que aceptás su uso. Podés obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.   
Privacidad