hola@merlindataquality.com

BLOG

Employee Experience en Merlin

En Merlin deseamos que nuestros colaboradores experimenten nuestro lugar de trabajo de manera positiva, y que, producto de esta experiencia, quieran permanecer en la compañía por mucho tiempo. 

Todos sabemos que un buen lugar de trabajo atrae talentos. Y contratar, retener y disfrutar del buen talento es clave para el crecimiento de nuestro negocio. Es que la experiencia de los empleados captura el sentimiento que cada colaborador vive y percibe a lo largo de su permanencia en una organización. A este proceso, es lo que llamamos internamente, desde Recursos Humanos, “el viaje Merliner”.

Comenzamos hace un tiempo a re-diseñar el viaje, analizando todos los puntos de contacto de la experiencia de nuestros colaboradores, entendiendo por ello los relacionados con la tarea y los no relacionados con la tarea, que son quizás, los que mayor impacto tienen en la percepción del colaborador en su experiencia con la empresa.

Escuchar es clave si queremos diseñar una política de Employee experience, así como también nutrirnos del input adquirido, por ejemplo, en las encuestas de clima y en las conversaciones de desempeño. El trabajo remoto muchas veces dificulta las conversaciones espontáneas, pero desde Recursos Humanos nos propusimos crear pequeños espacios de conversación con cada Merliner, para relevar sus proyectos, desafíos, obstáculos, puntos de dolor y ver de qué forma podemos impactar positivamente en cada etapa, interacción, recursos, procesos, que cada persona vivencia en el ámbito organizacional.

Por supuesto es un trabajo continuo, donde todo el tiempo estamos revisando, mejorando, sumando ideas y herramientas. Nos motiva la genuina alegría que despierta en cada colaborador una acción, un detalle, una sorpresa, su sensación de bienestar y reconocimiento.

La industria tecnológica se ha vuelto cada vez más competitiva. Las grandes corporaciones ofrecen irresistibles paquetes de beneficios en sus propuestas de valor, y suman en sus políticas de Employee Experience enormes presupuestos. Clases de idiomas, yoga, masajes, gimnasio, gift cards, días libres, kits de bienvenida, cumpleaños y la lista continúa.

En Merlin nos propusimos no competir con esa oferta, sabíamos que no podríamos lograrlo siendo más pequeños, pero de lo que sí estábamos convencidos, es que podíamos hacerlo a medida. Trabajamos con foco en nuestros valores, en nuestro clima interno y en la escucha activa de las necesidades de cada equipo y cada persona.

Partiendo de la base de que cada Merliner importa, suma y contribuye al resultado de nuestra compañía, pensamos entonces cómo debería ser la experiencia de cualquier colaborador durante el tiempo que trabaje en la empresa. De este análisis, surgieron 4 puntos de contacto claves a abordar:

  1. La experiencia del empleado en el reclutamiento: 
  • Fortalecimos nuestra marca empleadora, mejorando la manera en que un candidato puede percibirnos como parte de su futuro laboral, pero también, buscando el match perfecto entre candidatos y empresa. 
  • Diseñamos una sección exclusiva de empleos en nuestro sitio web, donde abrimos nuestra casa a potenciales candidatos, contando acerca de nuestra cultura y valores. 
  • Impulsamos nuestra política de job posting, brindando oportunidades a todo Merliner que quiera postularse en una posición que se abre en la compañía, y nuestro Plan de referidos, invitando a nuestros colaboradores a ser promotores de nuestra oferta laboral entre su red de contactos, sabiendo que quién mejor que un Merliner para contar por qué trabajar en nuestra compañía.

  1. La Experiencia del empleado en el Onboarding: 
  • Pusimos foco en acompañar a nuestros ingresantes tanto en la primera semana, así como el período hasta de revisión (generalmente 3 y 6 meses), facilitando una inmersión positiva del nuevo colaborador en su trabajo, equipo y en la empresa. 
  • Mejoramos el onboarding digital, y elaboramos una suite de materiales y kits de elementos.
  • Habilitamos conversaciones con otros equipos de trabajo y un acompañamiento exclusivo de Recursos Humanos en esta etapa, con espacios de conversatorio.

  1. La Experiencia del Empleado en la etapa de Crecimiento: 

Este período para nosotros es clave, porque es, en general, la etapa donde el colaborador crece dentro de la empresa, y genera una percepción acerca de cómo es trabajar en Merlin.

Realizamos un trabajo de abordaje en 4 dimensiones claves:

  • Dimensión Humana: potenciando las relaciones interpersonales, el vínculo, el clima organizacional. Aquí hemos implementado reconocimientos públicos, celebraciones, encuentros lúdicos, espacios para conversar, sesiones donde el humor está presente, desayunos, regalos sorpresa y varias acciones más.
  • Dimensión organizacional: elaboramos procesos y políticas para facilitar el trabajo y la autonomía, empoderamos a los equipos en la toma de decisiones, compromiso, etc.
  • Dimensión física o ambiente de trabajo: seleccionamos un espacio de trabajo compartido con distintos puntos geográficos y con buen equipamiento y servicio, donde cualquier equipo o Merliner pueda ir a trabajar, reunirse o conversar. Potenciamos el encuentro en ambientes físicos para estimular la cohesión de los equipos.
  • Dimensión tecnológica: trabajamos en crear un lugar de trabajo digital óptimo, con herramientas de colaboración, plataformas de aprendizaje, sistemas de gestión y de comunicación tanto externas como internas, en este último caso, nuestra plataforma Conectados que permite interactuar con nuestros compañeros de trabajo de manera formal e informal. 

  1. La Experiencia del Empleado en la Salida o desvinculación

Sin importar cuál sea la razón por la cual un Merliner deja nuestra organización, la entrevista de salida nos aporta información clave para seguir mejorando “el viaje Merliner”.

Conclusiones

Gestionar las variables que impactan en la experiencia del empleado, tales como la cultura laboral, el ambiente de trabajo, los vínculos con compañeros, las oportunidades de desarrollo, el reconocimiento, etc., nos permiten generar una mejor experiencia del empleado

Esta experiencia positiva nos posibilita resultados palpables:

  • Productividad incrementada
  • Un propósito compartido
  • Un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida
  • Un equipo comprometido
  • Mejores resultados del negocio 

Sabrina Framarín
Gerente de Administración y Recursos Humanos
En Merlin deseamos que nuestros colaboradores experimenten nuestro lugar de trabajo de manera positiva, y que, producto de esta experiencia, quieran permanecer en la compañía por mucho tiempo. 

Todos sabemos que un buen lugar de trabajo atrae talentos. Y contratar, retener y disfrutar del buen talento es clave para el crecimiento de nuestro negocio. Es que la experiencia de los empleados captura el sentimiento que cada colaborador vive y percibe a lo largo de su permanencia en una organización. A este proceso, es lo que llamamos internamente, desde Recursos Humanos, “el viaje Merliner”.

Comenzamos hace un tiempo a re-diseñar el viaje, analizando todos los puntos de contacto de la experiencia de nuestros colaboradores, entendiendo por ello los relacionados con la tarea y los no relacionados con la tarea, que son quizás, los que mayor impacto tienen en la percepción del colaborador en su experiencia con la empresa.

Escuchar es clave si queremos diseñar una política de Employee experience, así como también nutrirnos del input adquirido, por ejemplo, en las encuestas de clima y en las conversaciones de desempeño. El trabajo remoto muchas veces dificulta las conversaciones espontáneas, pero desde Recursos Humanos nos propusimos crear pequeños espacios de conversación con cada Merliner, para relevar sus proyectos, desafíos, obstáculos, puntos de dolor y ver de qué forma podemos impactar positivamente en cada etapa, interacción, recursos, procesos, que cada persona vivencia en el ámbito organizacional.

Por supuesto es un trabajo continuo, donde todo el tiempo estamos revisando, mejorando, sumando ideas y herramientas. Nos motiva la genuina alegría que despierta en cada colaborador una acción, un detalle, una sorpresa, su sensación de bienestar y reconocimiento.

La industria tecnológica se ha vuelto cada vez más competitiva. Las grandes corporaciones ofrecen irresistibles paquetes de beneficios en sus propuestas de valor, y suman en sus políticas de Employee Experience enormes presupuestos. Clases de idiomas, yoga, masajes, gimnasio, gift cards, días libres, kits de bienvenida, cumpleaños y la lista continúa.

En Merlin nos propusimos no competir con esa oferta, sabíamos que no podríamos lograrlo siendo más pequeños, pero de lo que sí estábamos convencidos, es que podíamos hacerlo a medida. Trabajamos con foco en nuestros valores, en nuestro clima interno y en la escucha activa de las necesidades de cada equipo y cada persona.

Partiendo de la base de que cada Merliner importa, suma y contribuye al resultado de nuestra compañía, pensamos entonces cómo debería ser la experiencia de cualquier colaborador durante el tiempo que trabaje en la empresa. De este análisis, surgieron 4 puntos de contacto claves a abordar:

  1. La experiencia del empleado en el reclutamiento: 
  • Fortalecimos nuestra marca empleadora, mejorando la manera en que un candidato puede percibirnos como parte de su futuro laboral, pero también, buscando el match perfecto entre candidatos y empresa. 
  • Diseñamos una sección exclusiva de empleos en nuestro sitio web, donde abrimos nuestra casa a potenciales candidatos, contando acerca de nuestra cultura y valores. 
  • Impulsamos nuestra política de job posting, brindando oportunidades a todo Merliner que quiera postularse en una posición que se abre en la compañía, y nuestro Plan de referidos, invitando a nuestros colaboradores a ser promotores de nuestra oferta laboral entre su red de contactos, sabiendo que quién mejor que un Merliner para contar por qué trabajar en nuestra compañía.

  1. La Experiencia del empleado en el Onboarding: 
  • Pusimos foco en acompañar a nuestros ingresantes tanto en la primera semana, así como el período hasta de revisión (generalmente 3 y 6 meses), facilitando una inmersión positiva del nuevo colaborador en su trabajo, equipo y en la empresa. 
  • Mejoramos el onboarding digital, y elaboramos una suite de materiales y kits de elementos.
  • Habilitamos conversaciones con otros equipos de trabajo y un acompañamiento exclusivo de Recursos Humanos en esta etapa, con espacios de conversatorio.

  1. La Experiencia del Empleado en la etapa de Crecimiento: 

Este período para nosotros es clave, porque es, en general, la etapa donde el colaborador crece dentro de la empresa, y genera una percepción acerca de cómo es trabajar en Merlin.

Realizamos un trabajo de abordaje en 4 dimensiones claves:

  • Dimensión Humana: potenciando las relaciones interpersonales, el vínculo, el clima organizacional. Aquí hemos implementado reconocimientos públicos, celebraciones, encuentros lúdicos, espacios para conversar, sesiones donde el humor está presente, desayunos, regalos sorpresa y varias acciones más.
  • Dimensión organizacional: elaboramos procesos y políticas para facilitar el trabajo y la autonomía, empoderamos a los equipos en la toma de decisiones, compromiso, etc.
  • Dimensión física o ambiente de trabajo: seleccionamos un espacio de trabajo compartido con distintos puntos geográficos y con buen equipamiento y servicio, donde cualquier equipo o Merliner pueda ir a trabajar, reunirse o conversar. Potenciamos el encuentro en ambientes físicos para estimular la cohesión de los equipos.
  • Dimensión tecnológica: trabajamos en crear un lugar de trabajo digital óptimo, con herramientas de colaboración, plataformas de aprendizaje, sistemas de gestión y de comunicación tanto externas como internas, en este último caso, nuestra plataforma Conectados que permite interactuar con nuestros compañeros de trabajo de manera formal e informal. 

  1. La Experiencia del Empleado en la Salida o desvinculación

Sin importar cuál sea la razón por la cual un Merliner deja nuestra organización, la entrevista de salida nos aporta información clave para seguir mejorando “el viaje Merliner”.

Conclusiones

Gestionar las variables que impactan en la experiencia del empleado, tales como la cultura laboral, el ambiente de trabajo, los vínculos con compañeros, las oportunidades de desarrollo, el reconocimiento, etc., nos permiten generar una mejor experiencia del empleado

Esta experiencia positiva nos posibilita resultados palpables:

  • Productividad incrementada
  • Un propósito compartido
  • Un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida
  • Un equipo comprometido
  • Mejores resultados del negocio 

Sabrina Framarín
Gerente de Administración y Recursos Humanos

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés

Merliners

Celebrando la Trayectoria en Merlin Data Quality

Merlin Data Quality celebró recientemente su 30º aniversario y eso nos hizo reflexionar, como organización, sobre el valor de la experiencia y la trayectoria de nuestros colaboradores en la empresa, y cómo esto se relaciona con aspectos cruciales como la cultura organizacional, la marca empleadora y el desarrollo de las personas.

Leer el artículo »

¿Querés ver todos nuestros artículos?