hola@merlindataquality.com

BLOG

Liderazgo femenino en Merlin

Las mujeres se hacen cada vez más presentes en las empresas tecnológicas, pisando fuerte gracias a sus conocimientos específicos y a sus habilidades blandas. En el día de la mujer, las reconocemos especialmente en esta nota.

¿Super poderosas?

 “En Merlin, la participación de mujeres en espacios de liderazgo se dio naturalmente. Cada vez que se abre la posibilidad de un nuevo puesto de trabajo, la balanza se inclina por seleccionar a la persona que tiene mayor competencia para la posición, nunca por el género. En muchas ocasiones, las mujeres han demostrado mayor capacidad para el rol”, señala Sabrina Framarín, Gerente de Recursos Humanos de la compañía.

A la hora de analizar los beneficios de contar con presencia femenina en posiciones de responsabilidad formal, Fernando Deniard, CEO de Merlin afirma sentirse muy cómodo con una mezcla equilibrada de liderazgos masculinos y femeninos, porque considera que contribuye en generar una organización equitativa con un ambiente de trabajo que valora la diversidad y se apoya en la diferencia de perspectivas.

“Sabemos que, para tener posiciones de liderazgo femenino en la empresa de forma sostenible, se requiere crear las condiciones para que una mujer se pueda desarrollar. Esto implica horarios flexibles, maternidad extendida, conversatorios y espacios de apoyo, trabajo virtual, entre otras alternativas que garanticen a una mujer poder desplegar todo su potencial en un ambiente que comprende sus necesidades”, refuerza Sabrina.

La tendencia a la cooperación

Entre los beneficios del liderazgo femenino, hay una orientación natural de la mujer a tratar de lograr inclusión en los equipos y tener una mayor capacidad de comprensión y contención. Esto hace que el trabajo en equipo fluya con mayor facilidad. “Es que en general,  la mujer suele ser armónica y conciliadora. Busca generar un ambiente de confianza, diálogo y apoyo mutuo, que son los pilares básicos del trabajo en  equipo”, comenta Sabrina Framarín, Gerente de Recursos Humanos, quien redobla su apuesta al afirmar que “en mi experiencia personal, entiendo que la contribución que cada persona puede hacer al equipo sólo es posible si hay lugar para ese aporte, y eso no se genera de forma espontánea, es un trabajo diario”.

En la misma línea, Cristina Godoy, quien se unió a la compañía hace dos años como Gerente de BPMO, confirma la importancia de la colaboración entre equipos. “En Merlin el trabajo de cada área está encadenado al de la otra. Todos dependemos de otros para dar al cliente el mejor delivery de servicio. Me encanta y me hace sentir muy cómoda la actitud de predisposición de todos, y la cultura de cooperación de la compañía”.

Liderazgo horizontal

“Mi estilo de liderazgo es inclusivo, aliento la participación, me gusta empoderar a los miembros de mi equipo con responsabilidades, y compartir la toma de decisiones”, dice Macarena Gorgal, Gerente de Desarrollo. Es que la cultura de Merlin facilita estos espacios de crecimiento a quien quiera tomarlos, y está en los líderes ayudar a brindar oportunidades para visibilizar nuevas ideas y desplegar las capacidades de cada colaborador. 

Macarena valora, por encima de cualquier habilidad técnica, la capacidad de los miembros de su equipo de expresar ideas creativas, y el potencial constructivo colectivo. Le encanta compartir espacios en equipo, aprender y acompañar el aprendizaje de otros, impulsando al equipo a su máximo potencial. 

Macarena está convencida de que una de las claves para construir equipos de alto rendimiento se encuentra en incentivar, gestionar las expectativas, los logros, y potenciar las habilidades de cada colaborador para llevarlos a su máxima expresión.

“Me siento cómoda en la diversidad, en el diálogo honesto y directo y en un tipo de estructura de tipo horizontal, más cercana y humanizada. Merlin me posibilitó un espacio de trabajo más ágil, menos burocrático y donde todo fluye”, concluye.

Multitasking y abiertas al cambio

Así define Sabrina Framarín a las mujeres, y en especial, al equipo femenino de Merlin. “La pyme es, en general, un tipo de compañía donde cada uno tiene una posición, pero también se arremanga para colaborar en otras tareas y proyectos, y siempre encontramos en las mujeres una natural predisposición al hacer, y una amplia capacidad de trabajo solidario y cooperativo”, afirma Sabrina

Con un temperamento flexible, abierto y comprometido, Stefani Garrido mostró tener sobradas competencias para obtener una nueva posición en Merlin. “Considero que tenemos que poseer la capacidad de adaptarnos como empresa y como equipos a los desafíos que nos plantean los clientes, y no tener miedo a los cambios, sino todo lo contrario, abrazarlos como oportunidades de mejora y crecimiento”, dice Stefy, quien sabe de cambios, porque en su historia de vida, ha dejado atrás su país natal, familia y amigos, para probar a una vida nueva en Argentina.

Sociables, cooperativas, expresivas, empáticas, comunicativas y cercanas, son algunas de las características que definen a las mujeres en general, y a todo el equipo femenino en Merlin. Siempre en la búsqueda de crear identidad de grupo y sentido de pertenencia, con gran predominio emocional y capacidad de generar compromiso, son promotoras naturales de la cultura y valores organizacionales de Merlin.

A todas nuestras fantásticas Merliners, les decimos gracias por su compromiso y entrega diaria, gracias por darle esa impronta única a su forma de trabajar.

Las mujeres se hacen cada vez más presentes en las empresas tecnológicas, pisando fuerte gracias a sus conocimientos específicos y a sus habilidades blandas. En el día de la mujer, las reconocemos especialmente en esta nota.

¿Super poderosas?

 “En Merlin, la participación de mujeres en espacios de liderazgo se dio naturalmente. Cada vez que se abre la posibilidad de un nuevo puesto de trabajo, la balanza se inclina por seleccionar a la persona que tiene mayor competencia para la posición, nunca por el género. En muchas ocasiones, las mujeres han demostrado mayor capacidad para el rol”, señala Sabrina Framarín, Gerente de Recursos Humanos de la compañía.

A la hora de analizar los beneficios de contar con presencia femenina en posiciones de responsabilidad formal, Fernando Deniard, CEO de Merlin afirma sentirse muy cómodo con una mezcla equilibrada de liderazgos masculinos y femeninos, porque considera que contribuye en generar una organización equitativa con un ambiente de trabajo que valora la diversidad y se apoya en la diferencia de perspectivas.

“Sabemos que, para tener posiciones de liderazgo femenino en la empresa de forma sostenible, se requiere crear las condiciones para que una mujer se pueda desarrollar. Esto implica horarios flexibles, maternidad extendida, conversatorios y espacios de apoyo, trabajo virtual, entre otras alternativas que garanticen a una mujer poder desplegar todo su potencial en un ambiente que comprende sus necesidades”, refuerza Sabrina.

La tendencia a la cooperación

Entre los beneficios del liderazgo femenino, hay una orientación natural de la mujer a tratar de lograr inclusión en los equipos y tener una mayor capacidad de comprensión y contención. Esto hace que el trabajo en equipo fluya con mayor facilidad. “Es que en general,  la mujer suele ser armónica y conciliadora. Busca generar un ambiente de confianza, diálogo y apoyo mutuo, que son los pilares básicos del trabajo en  equipo”, comenta Sabrina Framarín, Gerente de Recursos Humanos, quien redobla su apuesta al afirmar que “en mi experiencia personal, entiendo que la contribución que cada persona puede hacer al equipo sólo es posible si hay lugar para ese aporte, y eso no se genera de forma espontánea, es un trabajo diario”.

En la misma línea, Cristina Godoy, quien se unió a la compañía hace dos años como Gerente de BPMO, confirma la importancia de la colaboración entre equipos. “En Merlin el trabajo de cada área está encadenado al de la otra. Todos dependemos de otros para dar al cliente el mejor delivery de servicio. Me encanta y me hace sentir muy cómoda la actitud de predisposición de todos, y la cultura de cooperación de la compañía”.

Liderazgo horizontal

“Mi estilo de liderazgo es inclusivo, aliento la participación, me gusta empoderar a los miembros de mi equipo con responsabilidades, y compartir la toma de decisiones”, dice Macarena Gorgal, Gerente de Desarrollo. Es que la cultura de Merlin facilita estos espacios de crecimiento a quien quiera tomarlos, y está en los líderes ayudar a brindar oportunidades para visibilizar nuevas ideas y desplegar las capacidades de cada colaborador. 

Macarena valora, por encima de cualquier habilidad técnica, la capacidad de los miembros de su equipo de expresar ideas creativas, y el potencial constructivo colectivo. Le encanta compartir espacios en equipo, aprender y acompañar el aprendizaje de otros, impulsando al equipo a su máximo potencial. 

Macarena está convencida de que una de las claves para construir equipos de alto rendimiento se encuentra en incentivar, gestionar las expectativas, los logros, y potenciar las habilidades de cada colaborador para llevarlos a su máxima expresión.

“Me siento cómoda en la diversidad, en el diálogo honesto y directo y en un tipo de estructura de tipo horizontal, más cercana y humanizada. Merlin me posibilitó un espacio de trabajo más ágil, menos burocrático y donde todo fluye”, concluye.

Multitasking y abiertas al cambio

Así define Sabrina Framarín a las mujeres, y en especial, al equipo femenino de Merlin. “La pyme es, en general, un tipo de compañía donde cada uno tiene una posición, pero también se arremanga para colaborar en otras tareas y proyectos, y siempre encontramos en las mujeres una natural predisposición al hacer, y una amplia capacidad de trabajo solidario y cooperativo”, afirma Sabrina

Con un temperamento flexible, abierto y comprometido, Stefani Garrido mostró tener sobradas competencias para obtener una nueva posición en Merlin. “Considero que tenemos que poseer la capacidad de adaptarnos como empresa y como equipos a los desafíos que nos plantean los clientes, y no tener miedo a los cambios, sino todo lo contrario, abrazarlos como oportunidades de mejora y crecimiento”, dice Stefy, quien sabe de cambios, porque en su historia de vida, ha dejado atrás su país natal, familia y amigos, para probar a una vida nueva en Argentina.

Sociables, cooperativas, expresivas, empáticas, comunicativas y cercanas, son algunas de las características que definen a las mujeres en general, y a todo el equipo femenino en Merlin. Siempre en la búsqueda de crear identidad de grupo y sentido de pertenencia, con gran predominio emocional y capacidad de generar compromiso, son promotoras naturales de la cultura y valores organizacionales de Merlin.

A todas nuestras fantásticas Merliners, les decimos gracias por su compromiso y entrega diaria, gracias por darle esa impronta única a su forma de trabajar.

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés

¿Querés ver todos nuestros artículos?